Unete a Me Encanta el Chocolate:

CONOCE LOS BENEFICIOS DE VIVIR SOLA

foto cortesia de pixabay.com
No hay duda de que vivir sola implica una gran responsabilidad y tener que asumir cambios drásticos, pero también es TÚ oportunidad para finalmente poder ser independiente, disfrutar tus momentos y simplemente para vivir tu vida como más te guste.
¿Quieres conocer cuáles son los beneficios de vivir sola? No te pierdas este artículo…

Puedes tener la TV encendida hasta tarde.
Esto sí que es un placer, pues ver lo que quieras, a la hora que quieras y con el volumen que se te antoje porque no tienes que preocuparte por si despiertas a alguien o que aparezcan diciéndote que es hora de dormir.
Manejas tu dinero como quieras.

¡Enhorabuena! Ya no estás obligada a compartir tus ingresos con nadie, pues no tienes una familia en tu casa que dependa de ti, así que la administración de tu dinero cambia de rumbo y puedes darte ciertos “gusticos” de vez en cuando.



La comida del refrigerador es PARA TI.

Ya no tienes que preocuparte por buscar un escondite en el refrigerador por temor a que alguien te pueda robar el último trozo de torta, pues todo ese paraíso de comida ES TUYO.

Puedes bailar como loca y no preocuparte de que alguien te vea.

Dale a tu cuerpo alegría macarena… ¡Oh sí! Ya eres libre de bailar lo que quieras como si nadie te estuviese mirando, porque ESTÁS SOLA.

Puedes escoger la decoración.

Las paredes se pintan del color que quieras, ya sea un rosa eléctrico o azul turquesa… La combinación la pones TÚ. Ya no tienes que pelear con alguien para poder poner un florero o cambiar los muebles, tu creatividad es la que manda y puedes hacerlo como mejor gustes.
Hacer dieta se hace más fácil.

Tus probabilidades de mantener la dieta aumentan, pues no tendrás a tu alrededor gente que te pueda tentar a comer algo. Tú sola decides si te comes ese tonto y sensual chocolate.



Puedes hacer reuniones con tus amigas a cualquier hora.

Son las 12 de la medianoche y tus amigas quieren ir a tu casa… Pues ¡bienvenidas sean! Ya no tienes que pedirle permiso a nadie para hacer una reunión… Puedes invitarlas cuando quieras y a la hora que desees.

A todas estas, lo mejor de todo es tener tu propio espacio, donde puedas ser tu misma, te sientas cómoda y tengas libertad de darle tu toque personal para que se convierta en un reflejo de tu estilo y lo que eres… ¡Disfrútalo!

Por:Yulianmy Segovia
Twitter: @vanepiter
Para QueNoticiasMaslocas.com