Unete a Me Encanta el Chocolate:

Mujeres tóxicas para una relación



El diario “El confidencial” de España, publicó un artículo recientemente con los biotipos de las mujeres tóxicas de las cuales los hombres debieran huir cuanto antes. Me pareció simpático y en clave de humor, caricaturizado pero con un trasfondo muy real. 

¿Quiénes son las mujeres tóxicas que hacen de una relación de pareja un infierno?

“Debes saber reconocerlas y huir de ellas cuanto antes, no vaya a ser que en menos de nada te veas enredado en una relación con la que claramente parece ser tu peor enemiga”, publican. 

Las mujeres más peligrosas para una relación 

Las hacker: según esta publicación, estas mujeres son aquellas que navegan por toda red existente para espiar, controlar e interpretar los pasos de su pareja. Por supuesto que los códigos están equivocados. la confianza en la otra persona es vital y este es un error. 

Además, espiar información puede dar lugar a malas interpretaciones, impresiones equivocadas, conclusiones erróneas y, desde luego una fatal falta de comunicación honesta. Ellas envenenarán toda acción con sus sospechas hasta asfixiar la relación. 





Las dramáticas: estas mujeres hacen un drama de telenovela de absolutamente todo. Son intensas y negativas. Todo es un problema y sumergen la relación en una dinámica pésima y devastadora. 

Las novias obsesivas: ellas solo quieren escuchar campanas de boda, cuanto antes mejor. Detalles como la compatibilidad de la pareja, la atracción sexual o las personalidades y proyectos las tienen sin cuidado. Están a la caza y no distinguen entre "alta costura", "pret a porter" o "saldos". Cualquier hombre con el sí fácil les viene bien. 

Las de los pantalones bien puestos: a todos nos gusta que nuestra pareja tenga pensamientos y decisiones propias, pero estas mujeres son absolutamente dominantes, tanto que relegan sus características más femeninas en pos de su masculinidad que entienden como elemento privilegiado para poder ejercer su dominación. Actúan como hombres... como hombres extremadamente caricaturizados y no permiten que la sensibilidad o la comunicación y empatía florezcan entre sus virtudes. No quieren las cosas de a dos, las quieren a su manera. 

Las activistas extremas: las eco-veganas-feministas extremas pueden volverse demasiado dogmáticas con sus creencias e intentar convencer a todo el mundo sin respetar demasiado las creencias de los demás. Son puro corazón vehemente, pero pueden ser muy intransigentes también. 

Las hijas de mamá: muy apegadas a su familia, con el cordón umbilical intacto y con tres vueltas de cordón. Las hijas de mamá le cuentan todo, TODO, a la suegra que, después, comenta y toma parte en todas las decisiones de la pareja. Insufrible.



Nuestras mujeres peligrosas

Tenemos nuestro propio criterio para señalar a las mujeres que pueden ser un peligro para una relación de pareja saludable. Mujeres tóxicas a largo plazo.

Las insatisfechas: mujeres que no tienen una cota de satisfacción definida. Nunca es suficiente en ningún campo. Económico, emocional, social. Ellas siempre aspiran a más de forma obsesiva, como una compulsión. La necesidad de obtener más no permite que disfruten, ni dejen disfrutar a su esposo, de las mieles conseguidas en el presente. La pareja intenta satisfacer estas carencias invisibles y, muy frecuentemente, se siente frustrado. 
Las madres eternas: que adoran tratar a su pareja como a un hijo desvalido. Los mimos y apapachos son agradables, pero pueden llegar a ser muy pesadas y castradoras. En el plano sexual, las "madres" no están en el mismo plano de igualdad que sus maridos, ellos pueden sentir que las mancillan, o, simplemente, sentirse resentidos o sexualmente no atraídos por la figura maternal en sus esposas. Madre solo hay una... y así debe ser.


parejas.about.com