Unete a Me Encanta el Chocolate:

Qué hacer antes de postear un estatus en Facebook o Twitter


La tecnología ha ayudado a mejorar la comunicación entre los seres humanos y también ha permitido la discusión de temas de toda índole, lo cual estimula la democracia y las libertades de expresión. No obstante, muchas personas abren su cuenta de Facebook o Twitter y escriben un mensaje en dos segundos que será visto por muchos sin pensar en las consecuencias. Por eso, antes de compartir ese estatus o actualización es necesario que reflexiones y evalúes ciertos asuntos como los que se presentan a continuación.


¿Por qué vas a postear ese estatus?
Antes de compartir tu mensaje, piensa y pregúntate si tu estatus amerita ser divulgado. No tienes que decir todo lo que haces o dejas de hacer en un foro semipúblico. Quizás está bien dar los buenos días a tu comunidad, pero a lo mejor no vale la pena decir que estás sufriendo de estreñimiento crónico o que la menstruación este mes te vino intensa. Hay ciertas cosas privadas que deben permanecer de esa manera.
¿Puede tu mensaje dar una impresión equivocada de ti?
La mayoría de las personas que son tus “amigos” o seguidores probablemente han llegado más a conclusiones sobre ti por lo que haces en Internet que por tus acciones en el mundo real. Acepta que no tienes relación con la mayoría de esas personas, sino solo por medio de las redes sociales y las plataformas de “microblogging” como Twitter. Por ende, si compartes datos o mensajes cuestionables, no tendrás oportunidad de defender tu buen nombre e imagen.
¿Es el estatus ofensivo para alguna persona?
Es imposible que todo el mundo esté de acuerdo con tus posturas en la vida y sí, estás en todo tu derecho de ofrecer tus opiniones sobre todo tipo de tema. Sin embargo, hay ciertos asuntos que son universalmente favorecidos o repudiados. Por ejemplo, no postees nada que te haga lucir como que estás a favor de la matanza de animales, la xenofobia, el abuso infantil o la negligencia hacia los ancianos. Tampoco te burles de personas con discapacidades físicas o intelectuales. No sabes la cantidad de personas que han sido eliminadas y bloqueadas por comportamientos de esta naturaleza. Nadie quiere tener en su lista de amigos a gente que parezca insensible y fría, es bastante escalofriante.
¿Tu mensaje insulta a tu pareja o a un familiar?
Si hay algo feo en las redes sociales son las parejas que se dicen hasta del mal que van a morir por medio de sus estatus o actualizaciones. Si tienes una disputa con tu pareja, resuélvela en la intimidad de tu casa. Nadie tiene que enterarse si tu media mitad te fue infiel, si es un vago que no hace nada en la casa o si en el pasado fue un delincuente. Cuando las personas leen estatus así, lo primero que piensan es que si así hablas de tu pareja, y para colmo en público, imagina lo que dices de los demás.
¿Puede tu mensaje costarte un empleo?
Nunca en la vida utilices tus páginas o foros para hablar mal de tu trabajo o de tus compañeros. Te hace lucir como una persona malagradecida. De igual manera, en estos tiempos modernos, cada vez más se extienden ofertas de trabajo por medio de Facebook, así que asegúrate que tu ‘Timeline’ no tiene información cuestionable o negativa porque muchos patronos hacen búsquedas extensivas al considerar candidatos para una posición. Sí, tienen maneras de tener acceso a tus cuentas por medio de programas especiales.
¿Está tu mensaje bien escrito?
Puedes saber el nivel de escolaridad de una persona por la manera en que se expresa en Facebook. Antes de compartir tu mensaje, asegúrate de que está bien escrito. No redactes como si se tratara de un mensaje de texto e incluye las palabras completas y con todos los signos de puntuación disponibles en el idioma español. Relee tu estatus y si tienes duda sobre cómo se escribe una palabra, accede a rae.es, la página de la Real Academia de la Lengua Española. Tus palabras te representan y si escribes mal la gente pensará que careces de educación e intelecto.
En conclusión
Recuerda usar tu sensatez al compartir contenido en los medios sociales por tu bien y el de las personas en tu comunidad. Las palabras son un arma muy poderosa.
lacomunapink.com