Unete a Me Encanta el Chocolate:

La Regla y el Estrés causan Mal Aliento


La menstruación y el estrés pueden ser dos de los causantes de mal aliento, según ha asegurado el Instituto del Aliento, quien ha advertido de que estos factores son hechos reales que puede provocar que el aliento de las personas tengan un olor no deseado, a diferencia de otros que son creencias falsas.


En este sentido, el especialista en halitosis y director del Instituto del Aliento, el doctor Jonas Nunes, ha señalado a Europa Press que las causas por las que las mujeres pueden tener mal aliento por la menstruación no están claras, aunque hay algunas teorías al respecto.
"No están claras las causas a nivel científico. Hay dos o tres teorías. Una es que hay unos compuestos proteicos de la sangre que son absorbidos a través de la mucosa del aparato reproductivo de la mujer. Otras dicen que algunos compuestos se liberan a través del pulmón, pero esto sólo pasa en algunas mujeres, no en todas. Esto se conoce desde los años 30, pero no sabemos bien el mecanismo de cómo sucede".


Por su parte, Nunes ha apuntado que "cuando hay estrés, la ansiedad provoca la disminución de la producción de saliva, con lo que hay reacciones en el cuerpo y la sequedad de la boca es una resultante normal del estrés. Cuando saliva se reseca y se evapora, huele mal".
De este modo, este especialista también señala que entre las creencias comunes sobre el mal aliento que son reales están que el ajo y la cebolla generan este malestar en la boca hasta más de seis horas después de haberlo tomado, que el estrés puede provocarlo o que existen aparatos que diagnostican la halitosis.
Por contra, algunos conceptos falsos sobre la generación del mal aliento son la existencia de la bacteria productora del mal aliento o que el enjuague cura el mal aliento. También señala que son mitos que lo provoquen los problemas digestivos y las caries, que el cepillado de los dientes más de cuatro veces al día lo prevenga o que las personas que tienen mal aliento lo saben.
HALITOSIS, SEÑAL DE UNA PATOLOGÍA SUBYACENTE
Si la halitosis se detecta de un modo precoz, se puede prevenir la aparición de futuras enfermedades. Según indica este instituto, una periodontitis no tratada puede suponer la pérdida prematura de los dientes. Por ello, es muy importante sensibilizar a la población sobre esta patología, ya que si nota durante mucho tiempo que tiene mal aliento significa que algo no va del modo correcto.
En este sentido, Nunes ha asegurado que la halitosis es producida por una enfermedad ya existente y que puede estar provocada por diversos factores. "La halitosis es resultante de una enfermedad. Por ejemplo, la periodintitis provoca mal aliento. También puede estar provocada por el hígado, el riñón o por cáncer. Estudiar qué compuestos hay en el aliento es un campo que está en expansión. Hasta la fecha se han descubierto unos 3000 compuestos", añade.
La procedencia del 60 por ciento de los problemas más frecuentes de la halitosis proceden de la boca, según un informe de este instituto. Aún así, las causas extra orales --relacionadas con el tubo digestivo o el aparato respiratorio-- suponen el 17 por ciento de los casos, por lo que el Instituto del Aliento recomienda "acudir al especialista" ya que el diagnóstico de estas causas es "complejo".
El 23 por ciento de los casos restantes abarca a pacientes que aunque demandan un tratamiento para combatir la halitosis, no se les ha diagnosticado, según el Instituto. Esto se conoce como halitosis real, que suele producir sensaciones gustativas que son percibidas como sensaciones olfativas e inducen a la persona a creer que tiene este problema.
LA HALITOSIS, UN TEMA TABÚ
"Es un tema tabú en la sociedad. Recibimos pacientes de toda España, incluso del norte de África, Francia o América Latina. En muchos casos sus familiares no saben que vienen a tratarse y no lo dicen incluso dentro de la familia o del matrimonio. Tienen miedo a que les juzguen porque tienen mala higiene", ha indicado el doctor Nunes.
Según el Instituto del Aliento, cerca del 20 por ciento de los pacientes que visita una consulta de halitosis en España no se han atrevido a preguntar a sus personas más allegadas sobre el estado de su aliento por tratarse de un tema "incómodo y vergonzoso". De hecho, este silencio aumenta si la persona es "introvertida o cuando se teme la incomprensión de los demás".
"El hecho de que muchas personas se preocupen con frecuencia de su aliento y no se atrevan a hablar abiertamente del tema pone en evidencia cómo estamos tratando socialmente esta enfermedad", ha afirmado el doctor Nunes.
Según apunta este instituto, la mayoría de las personas que padecen halitosis se preocupan más "por las implicaciones sociales que conlleva tener un mal aliento que por su estado real de salud".
"Sufren porque temen ser estigmatizados por tener mal higiene. También hay un gran trabajo psicológico. Muchos están aislados desde punto de vista social. Es la patología con mayor impacto en la calidad de vida porque no sólo es el componente biológico, sino el problema psicológico y social, se sienten frustrados", ha dicho Nunes.
Tener un mal aliento provoca generalmente un "aumento de emociones negativas relacionadas con la irritabilidad, malestar, nerviosismo y agitación", señalan. Esta situación también puede tener una importante carga emocional que puede suscitar tanto la aproximación como el rechazo.
En este sentido, Nunes recomienda que se no se esconda este tema y que se trate con normalidad en la sociedad. "Hablar sobre el mal aliento con normalidad es necesario para romper un tabú tan nocivo como vigente en nuestra sociedad", asegura.
PARA TRATAR LA HALITOSIS, HAY QUE ENCONTRAR LA CAUSA
Para empezar a tratar la halitosis, el doctor Nunes ha asegurado que hay que conocer la causa par después aplicar el tratamiento adecuado según el problema que tenga cada paciente.
"Hay que saber la causa y puede haber más de ochenta. Cada una tiene un tratamiento. La halitosis es un indicativo de que algo no está bien. Según la causa descubierta, aplicamos el tratamiento adecuado, aunque no hay cura", ha dicho.
El descubrimiento de las causas más frecuentes y la aparición de aparatos modernos de diagnóstico hacen que hoy en día la halitosis se pueda curar con un tratamiento médico en casi todos los casos, según este instituto.
Para ello, es necesario obtener un diagnóstico etiológico, que determina el origen o la causa, antes de llevar a cabo un tratamiento, han asegurado. En primer lugar, se realizan una serie de exámenes para identificar el origen y después se inicia una fase de control una vez la halitosis ha remitido.
Esta fase es importante para enseñar al paciente a tomar medidas preventivas y llevar a cabo los procedimientos que aseguren el mantenimiento de los resultados obtenidos, según el Instituto del Aliento.
Los avances que se han producido en los últimos años, el adecuado posicionamiento del profesional de la salud oral en el enfoque multidisciplinario y la creciente demanda de los pacientes, ha resultado en la consolidación de una nueva consulta en Odontología y Estomatología, que funciona ya en países como Estados Unidos, Japón, Bélgica, Alemania, Suiza, Israel y Brasil.
que.es