Unete a Me Encanta el Chocolate:

La retorcida razón por la que Tom Cruise NO HABLA con su hija Suri

Tom Cruise es uno de los actores más famosos y queridos por el público por el repertorio de films que ha protagonizado, sin embargo, pocos saben su perturbador vínculo con la iglesia de cienciología y la complicada situación que tiene con su hija Suri.




Katie Holmes y Tom Cruise se divorciaron en 2012 luego de cinco años de matrimonio, dejando como fruto de su relación sentimental a una hija en común: Suri Cruise que en a actualidad tiene diez años.

En uno de los juicios de su divorcio, el reconocido actor confesó que la razón principal de la ruptura con Holmes era que ella querría separar a su hija Suri de la Cienciología, aunque finalmente fue esta secta que alejó a Cruise de su pequeña hija.


Y es que, de acuerdo a esta iglesia, la niña estaría “poseída por un espíritu maligno” y por tanto no debería acercarse a Tom, quien es como una especie de dios para esta comunidad religiosa.

Según lun artículo publicado en el portal web Radar Online, desde que Katie Holmes y Holmes se divorciaron, el actor ha visto a su hija sólo en un par de ocasiones. Tanto es así que, no ha sido visto con ella de forma pública con Suri desde septiembre del 2013.



Tom en ese entonces deseaba acercarse a Suri para “exorcizarla” luego de que el líder de esa iglesia, David Miscavige, lo convenció de eso poco a poco.



“Según Miscavige, Suri estaría poseída por un Thetan maligno,” que es la manera en la cual  se refieren a ese espirítu. Es por ello que sería fácil para Tom permanecer incomunicado con su hija, ya que al parecer el artista está tan involucrado en su creencia que es muy fácil convencerlode esto y más cosas que para otras personas serían descabelladas.



Un exmiembro de la cienciología llamado Jon Atack, confesó al sitio web que Tom tal vez se sentiría "culpable" por no estar más tiempo con Suri tras su divorciarse de Katie, la madre de la pequeña, pero que la iglesia lo obligó a distanciarse.

El mes pasado, Katie planificó una celebración para el décimo cumpleaños  de su hija pero el padre de ella nunca apareció en el lugar. 

“Suri se sentía miserable. Tiene todo, ropa de diseñador, un computador, incluso un piano, pero nada de eso es suficiente. Ella quería ver a su papá, pero él ni siquiera le envió un regalo”, llegó a manifestar la expareja de Tom.

Escrito por:
A. Prado
Para: quenoticiasmaslocas.com