Unete a Me Encanta el Chocolate:

Fatal desenlace: "Esta Mujer se quedo en estado Vegetativo tras someterse a Operacion de Aumento de Senos"

Creditos Fotografia: Berenice Conte (Facebook)

 Esta es la Historia de Berenice Conte de 25 años de edad, quien tuvo un fatal y triste desenlace tras someterse a una Cirugía de Aumento de Senos y ahora vive postrada en una cama, todo salio mal; ya que en medio de la intervención, sufrió un accidente cerebrovascular isquémico que estuvo a punto de acabar con su vida. 





El aumento de senos trataba es operación de estética  simple implante que consiste en colocar un implante de silicona por expreso deseo de la paciente, para dar volumen al busto. Pero todo se torció en el quirófano. La joven argentina Berenice Conte sufrió un infarto cerebral y un infarto cardiaco. Los médicos pudieron reanimarla en la mesa de operaciones, pero su vida ya no ha vuelto a ser la misma.

La operación tuvo lugar el pasado 12 de octubre, según informa el diario Clarín. “Nos aferramos a lo que nos dicen sus ojos”, explica Marcelo, su padre, en el mismo medio. Pero la triste realidad es que Berenice sufre una discapacidad motriz total. 

Antes de la fatal operación, Berenice era una joven llena de vida. Estudiaba Relaciones Públicas, trabajaba como recepcionista en un bar, sabía hablar tres idiomas y había vivido tres meses en Brasil gracias a una beca otorgada por su universidad.

El médico encargado de la operación a la cual se sometió Berenice es un famoso experto en cirugía estética y la paciente lo conoció gracias a que varias de sus amigas habían pasado por sus manos. El médico por su parte afirmo que se le realizaron todas las pruebas pertinentes antes de la intervención y ninguna de ellas predijo lo que luego ocurrió.


Marcelo el padre de la joven, recuerda con pena que dejó a su hija a las 8:30 de la mañana y a las tres horas, cuando fue a visitarla, se la encontró entubada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Ahora Marcelo, su mujer y su otro hijo de 21 años visitan con regularidad a Berenice. La chica no puede hablar, pero sí que se comunica con su familia mediante el parpadeo. “Cuando cierra los ojos significa sí. Si no, hace un pequeño movimiento, como diciendo no. Es lo único que hace. La única comunicación directa que tenemos con ella”, asegura su progenitor al mismo medio.

El caso de Berenice se encuentra actualmente en los tribunales. Ahora será un juez el que dictamine si hubo algún tipo de irregularidad en la operación, por parte del médico o del anestesista. 

Por su lado la familia tiene la esperanza de que algún medicamento o tratamiento les devuelva a su hija, tal y como la conocieron y con esas ganas inmensas de vivir que le caracterizaron.

quenoticiasmaslocas.com