Unete a Me Encanta el Chocolate:

Ponle freno a tus arrugas con la MASCARILLA CASERA JAPONESA, secreto milenario de belleza


Todas hemos soñado con tener el cutis terso y lozano como la piel de un bebé, y no es casualidad que las japonesas tengan el cutis limpio y sin imperfecciones, aun así con el paso de los años. Su secreto? El Arroz!! Y hoy te decimos como se prepara la mascarilla de belleza a base de arroz utilizada por miles de años en japón, arrugas desaparecidas sin cirugía.
 El arroz es un aliado perfecto para la piel. El grano en sí es exfoliante, por lo que elimina las células muertas, mientras que el agua de arroz hidrata, regenera y reafirma la piel. Así que quita años con esta mascarilla y ahorra dinero en cosméticos de belleza. 





Ingredientes de la mascarilla:
  • 3 cucharadas de arroz sin procesar, preferentemente de arroz blanco. No es favorable el arroz integral.
  • 1 cucharada de leche tibia.
  • 1 cucharada de miel de abejas pura.


Preparación: 
1. Coloca en un recipiente el arroz con 400 ml de agua fría.
2. Ponlo a fuego medio, hasta que comience a hervir.
3. Déjalo a fuego lento, con el recipiente tapado, hasta que el arroz se ablande lo suficiente.
4. Cuela el arroz, pues en la mascarilla solo utilizarás el agua.
5. Prepara la mezcla de las cucharaditas de leche con la miel. Añádele un poco de agua de arroz, para formar una crema semilíquida. Remueve bien, hasta mezclar todos los ingredientes. Conserva el agua sobrante, para usarla luego.
Aplicación sobre la piel:
  • Limpia bien tu piel con jabón neutro y abundante agua templada.
  • Para eliminar cualquier impureza, exfolia tu rostro con una mezcla de yogurt natural y avena, a partes iguales.
  • Aplícala sobre tu rostro, mientras realizas masajes circulares, por unos 30 segundos. Retírala con abundante agua, luego seca el rostro suavemente, sin hacer fricciones.
  • Cubre tu rostro con la mascarilla preparada, dejando libre la circunferencia de los ojos y la boca. Déjala aplicada por espacio de 30 minutos.
  • Enjuaga tu rostro con el agua de arroz sobrante, hasta eliminar toda la mascarilla.
Aplica la mascarilla dos veces al día, en la mañana y antes de acostarte. Un consejo: La mascarilla sobrante la puedes congelar en cubitos de hielo para usarlos en masajes faciales fríos. El agua de arroz puedes guardarla en el refrigerador, en un recipiente hermético de vidrio. Pero recuerda que no debe estar almacenada por más de 4 días.
Por : Luz Vanessa González Castro 
Para: www.quenoticiasmaslocas.com 
Twitter: @luzgonzalez06