Unete a Me Encanta el Chocolate:

7 ventajas de vivir con tu novio antes de casarte con él

Foto cortesía de pixabay.com

¿Vivir con tu novio  es una idea que está rondando por tu cabeza? Si tu respuesta en sí, debes tomar en cuenta varios aspectos, pero sin lugar a dudas sabrás si la convivencia entre ustedes se da a la perfección.

¿Aún no te decides? ¡Estos son siete beneficios de convivir con tu pareja antes de ir al altar!

1.    Conocerás si son el uno para el otro. El hecho de que vayas a vivir con él constituye una prueba de fuego. Puede que tengan un lindo noviazgo, sin embargo es  con el compartir del día a día que averiguarás qué tan compatibles son, antes tomar una decisión crucial como el matrimonio.

Además, te permite conocer si son capaces de manejar todo lo que conlleva tomar las riendas de un hogar: la limpieza, el pago de los servicios, por ejemplo.

2.    Trabajarán en equipo. Aquellas relaciones que toman la decisión de vivir juntos antes de casarse, comienzan a desarrollar una afinidad que les permite trabajar y cooperar por el bien de ambos. Esto es de gran provecho, debido a que en el futuro cuando les toque resolver problemas sabrán mantener el equilibrio de las cosas.

3.    Compartirán gastos. Quizás lo que ganas no te alcanza para cubrir todas tus necesidades, si vives con tu pareja podrán ahorrar dinero y se ayudarán con cada las actividades de la casa.

4.    Promoverás hábitos. La convivencia te da la oportunidad de fomentar costumbres para el bien de ambos. Por ejemplo si él es un desastre, asígnale actividades y tú encárgate de hacer las otras tareas. Verás que cuando se casen tu hombre estará dispuesto a ayudarte y no te dejará sola con todas las obligaciones.


5.    Intimidad. Tendrán como desafío mantener viva la llama de la pasión pues con el estrés del día a día puede que esto se vea afectado, aunque también es una oportunidad de experimentar con tu pareja.

6.    Aprenderán a solventar los problemas. Al vivir con tu novio valorarás más la importancia de la comunicación, ya que cuando tengan diferencias tienen que resolver las cosas de forma pacífica y con mutuo acuerdo.

7.    Crearán un estilo de vida. Lo bueno de esto es que no tendrás el miedo o la incertidumbre que produce desconocer la manera en que se desarrollará la vida de los dos bajo un mismo techo. Así que te ahorrarás esa angustia antes de casarte.
                                                                                          
Ahora que sabes lo bueno de irte a vivir con él  antes de dar el gran paso ¿qué esperas para probar  si funciona compartir el día a día juntos  en un hogar?

Escrito por: Arnellys Prado
Para: www.quenoticiasmaslocas.com 
Twitter: @Arnellys_