Unete a Me Encanta el Chocolate:

Ten unas piernas bellas con estos trucos caseros

Foto cortesía de pixabay.com


Para tener unas  piernas lindas y seductoras procuramos invertir siempre en cremas y productos costosos para mantenerlas cuidadas. Sin embargo,  muchas de estas lociones contienen sustancias que son perjudiciales para la piel. 

¿Quieres lucir unas piernas hermosas sin gastar tanto dinero y con elementos que puedes encontrar fácilmente en casa? ¡No te pierdas este artículo!


Estos son algunos tratamientos que  puedes aplicar fácilmente en tu hogar:

Aceite de almendras
Para hidratarlas  naturalmente puedes usar este aceite que se caracteriza por estar lleno de bondades. Todos los días, luego de que te hayas bañado empléalo en tus piernas y hazte un masaje. Verás  que en poco tiempo después de aplicarlo tendrás como  resultado una piel  humectada. También ejerce un efecto relajante si tienes alguna inflamación.

Bicarbonato de sodio
Une en un recipiente, cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio con agua caliente hasta que tenga una consistencia pastosa. Debes aplicar esta mezcla sobre tus piernas una vez por semana. Con esto lograrás impedir que haya una lesión con los vellos y además tendrán una  apariencia  delicada y tersa.





El descanso
Al momento de irte a descansar coloca un cojín  a  lo largo entre las rodillas y tobillo, luego eleva tus piernas. De este modo facilitas la circulación sanguínea para que tus músculos estén sanos y evitarás la aparición de varices. 

Alimento sano y ejercicios
Come de forma  balanceada y procura que tu dieta posea los nutrientes necesarios y realiza actividades físicas que involucren tus piernas. Los ejercicios te ayudarán a tener músculos fuertes y una piel  tonificada y libre de celulitis.




Pepino para la inflamación
Consumir pepino cada día minimiza la hinchazón en las pantorrillas y tobillos. Sus propiedades diuréticas son fantásticas para eliminar el líquido del cuerpo y  mitiga las inflamaciones.

Vinagre de manzana
Si deseas desaparecer las varices debes humedecer una gasa en vinagre de sidra de manzana y envolverla en el área  afectada. Luego coloca tus piernas en alto y descansa por una hora. Después toma una ducha con agua caliente. Los efectos positivos de este remedio los verás en un mes. 

Ahora, ¿qué esperas para cuidar tus piernas de esta forma tan económica y desde tu casa?

Escrito por: Arnellys Prado
Para: www.quenoticiasmaslocas.com 
Twitter: @Arnellys_