Unete a Me Encanta el Chocolate:

QUE HACER DESPUÉS DE UNA RUPTURA AMOROSA

foto cortesía de pixabay.com

Todas las personas han pasado alguna vez en su vida por una o varias rupturas amorosas, es algo tan común que podría decirse que es parte de la vida, y aunque lo veamos como un golpe doloroso, difícil de asumir, incluso hasta llegar a pensar que una parte de ti ha sido despojada, aun así es necesario seguir adelante y no vivir el presente con los recuerdos de ese pasado amoroso, porque después de una ruptura precisamente eso pasa a ser, solo parte del pasado. Afortunadamente todo en la vida tiene un lado positivo, y dichosamente esta no es la excepción, considera la ruptura como una nueva oportunidad para conocerte más, reconstruir tu vida, además de ver y hacer lo que realmente te hace feliz. Hay una lista inmensa de cosas por hacer  y descubrir, tan llena que olvidarás que estás pasando por un trance sentimental.




·         Desahógate y ten una limpieza interna: No te sientas mal por sentirte mal, valga la redundancia; es natural que al principio de la ruptura estés en una profunda tristeza, es el momento perfecto para que hables contigo y te escuches para sacar todas las emociones y frustraciones que se sienten en ese instante, desintoxica tu alma y tu cuerpo de  cualquier sentimiento que te cause dolor relacionado con tu ex, se trata de vaciarte por dentro para llenarte de nuevas cosas y de otro buen amor, cuando estés lista. Recuerda que todo lleva su tiempo y que por lo tanto el tiempo también cura todas las heridas.

·         Ocúpate, viaja y consiéntete: Mantener la mente ocupada es lo mejor, así no pierdes tanto tiempo pensando en lo que ya no tienes y lo que fue que ya no será más, aprovecha la energía para hacer algo que te distraiga y te motive, las opciones son muchas, actividades como salir a comer, a bailar con amistades, leer un buen libro, ir al cine, pensar en cómo crecer profesionalmente, idear un plan para comenzar algo que quizás siempre quisiste hacer pero no habías tenido el tiempo o el impulso para hacerlo. Viajar, sea un viaje corto, largo, cerca o lejos, te hará bien, respirar un aire nuevo que además te liberara, y te llenará de nuevas experiencias. Consiéntete, mímate, compra algo nuevo, date unos gustos que es tú momento, el momento ideal para compartir contigo.

·         Haz ejercicios: El ejercicio físico aparte de ser muy bueno para la salud, genera endorfinas que son las hormonas del bienestar, y te ayuda descargar toda la tensión que afecta al cuerpo y a la mente. Cualquier deporte, practica física o hasta dar simples paseos diarios te servirán.

·         Rodéate de buenos amigos: No te aísles, sal con tus amigos, habla con ellos, no solo de tu vida, también involúcrate en la de ellos, está bien que te escuchen y te apoyen por el proceso que estás pasando, pero tampoco te obsesiones de forma autodestructiva y saques el tema de la ruptura a relucir cada vez que estés con ellos.



·         Redecora tu vida: Elimina las malas vibras de tu habitación, coloca fotos nuevas tuyas sonriendo, donde probablemente tenías una foto de los dos, busca plantas o flores para que te suban el estado de ánimo, pinta de otro color tus espacios, y haz una limpieza de closet, nunca amarás tanto limpiar como en un momento como ese. Y por qué no, aprovechar para cambiar hasta de look si te dan ganas de hacerlo.

·         Perdona y olvida: Recuerda que todo pasa por algo, ya suelta todo, hasta las culpas. Agradece todo lo bueno que viviste con esa persona, no te arrepientas de haber amado, y aprende, piensa que todo eso que te causo dolor, te enseño, y te fortaleció. No te rindas, ni guardes rencores, ni tengas miedo a intentarlo de nuevo.

Todo comienzo tiene un final, y cada final significa un nuevo comienzo; por eso nunca hay razón por la cual detenerse. Ser feliz siempre debe ser tu única elección, sea sola o acompañada.

Por: Luz Vanessa González Castro
Twitter: @luzgonzalez06 
Para QueNoticiasMaslocas.com