Unete a Me Encanta el Chocolate:

LO QUE NOS GUSTA ESCUCHAR DE LOS HOMBRES (Aunque sepamos que es MENTIRA)

foto cortesía de pixabay.com
Sabemos que es preferible la verdad a una mentira, pero hay ocasiones en las que solamente solo necesitamos “una pequeña mentirita” para sentirnos mejor. Estas son las situaciones en las que preferimos que no nos digan la verdad:

¿Me veo bien?
Esta pregunta la hacemos generalmente cuando nos aferramos a un vestido o pantalón que nos encanta ¡PERO NO NOS QUEDA! Sin embargo, pretendemos que aunque el hombre no sepa nada de moda o estilo, nos diga que nos vemos perfectamente bien.





Detrás de todo, lo único que buscamos es a alguien que nos “asegure” que nos vemos lindas para no tener que cambiarnos de ropa (otra vez).

¿Te cayeron bien mis amigas?
Aunque sepas muy bien que todas son unas maniáticas, locas, dramáticas y raras, es mejor que él diga que SI le caen bien, aun cuando a veces ni tú misma las soportes.

¿Quién es más linda? ¿Ella o yo?
Es una pregunta de esas impulsivas y que nos cuesta trabajo aguantar las ganas de soltarla, sobre todo si su ex es más linda o si esa fulana compañera de trabajo de la que tanto habla es más coqueta. Lo único que necesitamos es una reafirmación de que él nos considera más hermosa y que puedes cautivarlo más que cualquier otra mujer.

¿Te divertiste con tus amigos?
Es obvio que se divirtió, tanto que seguramente ni se acordó de ti, pero lo que queremos escuchar es un “Sí, pero te extrañé más de lo que pensaba”, finalmente sabes que es mentira, pero suena cuchi.

¿Te gustó lo que te regalé?
A pesar de que seguramente compraste el regalo a última hora y le pusiste una fea tarjeta de felicitación, NUNCA debe rechazarlo. Después de todo, es obvio que no es agradable que ponga mala cara al ver el detalle que compraste con cariño pensando en él. ¡Por lo menos debe aparentar que si le gusta!

¿Te gusta mi nuevo corte?
Sin importar si tu peluquero pensó que estabas loca y ese flequillo es un desastre, lo que queremos es sentirnos bonitas y que alguien nos ayude a hacerlo. La respuesta que necesitamos es un “¡Estás hermosísima!”

Pues a todas estas, que nos digan lo mal que nos quedó sólo nos hará sentir peor, así que “una mentirita piadosa” no está de más.



¿Te gustó lo que cociné?
No todas las mujeres somos unas máster chef. Estas clara que para ti el hecho de cocinar implica tooodo un esfuerzo que a la final no se te da muy bien y aunque sabes perfectamente que tu plato ni es el mejor ni tiene el mejor sazón, él debe responder un “claro que me gustó”, aunque sea solo por cortesía.

Y la típica: ¿Me veo gorda?
A esta pregunta, ellos deben responder rápido y sin dudar “Claro que no”. A todas estas, ya tú sabes como estas, pues te ves al espejo todos los días y tu ropa te grita ¡Necesitas bajar de peso! Pero se trata más bien de una cuestión de seguridad personal para salir y sentirte bella.

¿Somos un poco complicadas, no? Solemos decir que buscamos un hombre honesto, pero a veces nuestras actitudes demuestran lo contrario. Pues, que nos digan la verdad cuando realmente queremos escuchar una mentirita puede ocasionar una Segunda Guerra Mundial.

Pero solo son casos puntuales, ¡No es tan difícil!

Por:Yulianmy Segovia
Twitter: @vanepiter
Para QueNoticiasMaslocas.com