Unete a Me Encanta el Chocolate:

PROBLEMAS QUE SOLO ENTENDERÁS SI TU BUSTO ES GRANDE


Acá te traemos los principales problemas que solo entenderás si tu busto es grande:
Pensar en correr en una situación de peligro te genera más estrés que la situación en cuestión.






Bajar rápido las escaleras es una hazaña que requiere una armadura.

Hace rato que te olvidaste de saltar.

Abrazar a alguien más bajo que tú genera una rara tensión sexual.

Casi siempre te toca escoger entre comprarte un sostén feo y comprarte uno más feo.



Y salir sin sostén es algo inaceptable.

Si te pones un escote te olvidaste del contacto visual con tus interlocutores para siempre.

Strapless es una palabra que te saca canas verdes.

Y por dónde pasar el cinturón de seguridad se convierte en una fórmula mágica.

Tus sostenes ocupan el 68% de tu gaveta de ropa interior.

Usar camisas de botones es un problema digno de ser estudiado en la NASA.

Debes calcular cada movimiento que vayas a realizar mientras tienes puesto un traje de baño.

Un solo sostén deportivo no es suficiente.

O te encorvas y tienes terrible postura o te da dolor de espalda por querer estar derecha.

Cuando nadie te ve, aprovechas para reajustarte el sostén.

Broncearte la espalda es una hazaña que puede causar dolor.

No puedes acercarte a una barra o mostrador sin que parezca que estás posando tus atributos sobre la mesa.

Turbulencias, montañas rusas, calles con huecos, lanchas = ¡tiembla tierra!

¿Franelas con mensajes escritos? No.

Siempre. Que te ves. En un espejo:

Igual nada de eso importa, porque sabes que te ves súper sexy

GIFs cortesía de BuzzFeed.
con info de erikatipoweb.com