Unete a Me Encanta el Chocolate:

En fotos y video: surfista británico sorteó una ola de más de 23 metros de alto en Portugal


Entre 23 y 24 metros de alto tenía la ola que Andrew Cotton surfeó en Nazaret, Portugal.

Este es el momento aterrador cuando un surfista británico se precipitó hacia la base de lo que los expertos llaman “la ola más grande jamás conquistada”.


Padre de dos hijos, Andrew Cotton llamó a su esposa por primera vez en 10 años para advertirle sobre las condiciones de las olas en sus 10 años en el oficio: “nunca había montado una ola de ese tamaño, pero te hace pensar hasta dónde podemos empujar, ¿qué tan alto puede llegar?”




“Fue aterrador. Pero estás en las manos de la madre naturaleza y eso es lo que es emocionante”.

Cotton, que vive con su esposa e hijos en Devon, voló a la ciudad costera de Nazaré la noche del sábado después de que su equipo escuchó la noticia de una tormenta próxima. El domingo por la mañana, ya estaba en el agua con decenas de personas agrupadas en una colina cercana para observar.

Las olas más grandes que se hayan surfeado:
1. Garrett McNamara - 23.77 mts. (Nazaré, Portugal, noviembre de 2011) 
2. Marcos Parsons - 23.47 mts. (Cortes Bank, California, enero de 2008) 
3. Pete Cabrinha - 21.336 mts. (Maui, enero de 2004) 
4. Carlos Burle - 20.72 mts. (Maverick, California, noviembre de 2001). Dan Moore - 20.72 mts. (Tiburón, Maui, diciembre de 2004). Brag Gerlach - 20.72 mts. (Todos Santos, México, diciembre de 2005)


Remolcado con un jet sky por su compañero el surfista Garrett McNamara, actual poseedor del récord mundial una ola de más de 23 metros, Cotton admitió que las condiciones estaban lejos de ser ideales. “Las olas no se estaban dando bajo las mejores condiciones, y no volé hasta Portugal por esto. Pero esta es tu oportunidad. La tomas o la dejas”.

El video de las olas fue presentado a la gente de la marca Billabong para su apreciación, lo que culminó, unas horas después, en una nominación para el récord mundial del año.

La lista final se dará a conocer en mayo después de que un jurado de expertos delibere sobre este y otros videos recibidos.

“Me siento muy afortunado de poder hacer esto. No es como el esquí. Si encuentras la montaña más grande, ahí acaba todo. Las olas siempre están cambiando y los surfistas no pueden saber lo que viene”.










Con información de Dailymail