Unete a Me Encanta el Chocolate:

Maldita Celulitis: ¿Cómo deshacernos de los pocitos?


Alargamos las polleras, agrandamos los pantalones y no abandonamos el pareo… ¿Te suena? La “piel de naranja” es un problema que nos afecta al 95% de las mujeres. Te contamos qué es, qué la causa y cómo combatirla.
De origen francés, la palabra celulitis se refiere a los depósitos de grasa debajo de la piel que le dan a ésta un aspecto de “cáscara de naranja” principalmente en la zona de los glúteos, los muslos y el antebrazo. Este problema ha sido ampliamente relacionado con las variaciones en el ciclo hormonal.
La celulitis se produce por la acumulación de grasas y líquido en los tejidos.  A lo largo del tiempo, el intercambio reducido de fluidos entre los tejidos lleva a una acumulación interna de depósitos de grasa y los adipositos se multiplican adquiriendo un mayor tamaño. Entre otros factores importantes, esto provoca la conocida “piel de naranja”.  Los tejidos pierden su elasticidad y tonicidad, perjudicando el aspecto de la piel que se ve menos firme.
La aparición de la celulitis está vinculada a la reducción en el intercambio intercelular y la retención de líquidos. Cuando las células de la piel pierden vitalidad, la piel pierde su forma, pierde humectación y se torna menos firme.
¿Por qué adquiere la piel este aspecto?
La celulitis es el resultado del agrandamiento de los nódulos hipodérmicos femeninos que dan a la piel la apariencia de “pocitos”. El aspecto visible surge de la oposición de dos fuerzas, el tejido conectivo vertical que tira la piel hacia abajo y la retención de líquido y las células de grasa agrandadas que empujan contra la piel hacia arriba.
¿Qué causa la celulitis?
Además de la herencia genética, hay tres factores principales que incluyen:
1-Cambios hormonales en la pubertad, durante el embarazo y la menopausia.
2-Anomalías relacionadas con las funciones enzimáticas u hormonales /endocrinológicas, como, por ejemplo, un exceso de estrógeno que puede estimular el almacenamiento excesivo de grasa.
3-Un estilo de vida inapropiado, combinando una falta de ejercicio y el consumo excesivo de grasas saturadas y azúcar, así como insuficiente hidratación.
¿Cómo se clasifica la celulitis?
-Poca celulitis. La piel parece lisa cuando la persona está de pie y la celulitis apenas se observa si se pellizca la piel.
-Celulitis compactada. La celulitis es visible cuando la persona está de pie pero no hay dolor.
-Celulitis floja. La celulitis está presente -pero no visible- cuando la persona está de pie, debido a la retención de líquidos en la dermis y la hipodermis. La celulitis se ve sólo cuando se contrae la piel.
-Celulitis dolorosa. Cualquier tipo de celulitis donde hay dolor cuando se realiza el testeo del pellizco o de la contracción.
¿Se puede eliminar la celulitis sólo con ejercicio y dieta?
La celulitis es un problema complejo. Si bien una dieta baja en sodio, grasa saturada y azúcar, así como el consumo de dos litros de agua por día y la realización de ejercicio mejoran el estado general del cuerpo y afectan la adiposidad más profunda, la celulitis es un problema dermatológico que se produce en las capas y tejidos de la piel.
Para obtener resultados visibles y duraderos, se recomienda la aplicación de cremas que mejoran la apariencia de la piel con celulitis así como masajes, drenaje linfático y endermologie ayudando a estimular la microcirculación e hidratar la piel.
¿Cómo tener las piernas en forma para el verano?
Rutina en la ducha. Cada mañana en la ducha, realizar un masaje con una esponja exfoliante en las zonas afectadas con movimientos circulares y suaves que no irriten la piel. Dos veces por semana realizar una exfoliación de las piernas, lo que permite una mejor penetración de las cremas que mejoran la apariencia de la piel con celulitis.
Ejercicio. Según los expertos, los ejercicios más beneficiosos son nadar y caminar.  Realizar una caminata diaria de 30-60 minutos ayuda a quemar grasas, estimula la circulación y tonifica los muslos, pantorrillas y glúteos.  Para obtener el máximo efecto, debe caminar rápido con pasos medianos, apoyando bien el talón y acompañando el impulso con los brazos para mejorar el rendimiento cardiovascular.  Los ejercicios localizados para glúteos, abdominales y piernas ayudan a mejorar la tonicidad del cuerpo combatiendo la flacidez y marcando los músculos, si bien de por sí no actúan sobre la celulitis.
La dieta:
-Tomar abundante agua e incrementar el consumo de frutas y verduras crudas.
-Comer sin sal ni azúcar (o disminuir su consumo tanto como sea posible).
-Evitar el café, el alcohol y las gaseosas. Beber agua, té y jugos.
-Evitar las grasas saturadas, los productos embutidos y bajar el consumo de hidratos de carbono, que contienen azúcar y contribuyen a la retención de líquidos.
-Algunos expertos recomiendan incrementar el consumo de Vitamina C.
Masajes. Realizar un drenaje linfático dos veces por semana. Ayuda a eliminar las toxinas y estimula la micro-circulación.
 entremujeres.com